Vivir el presente

Vivir el presente

Voy sumida en mis pensamientos… todas las cosas que tengo que hacer mañana… Camino deprisa, tengo que coger el metro y hacer dos transbordos antes de llegar a casa; estoy cansada. Escucho una música de fondo que suena en la estación, no le presto demasiada atención, sigo estructurando el día de mañana.

No encuentro el billete entre la cantidad de cosas que llevo en el bolso y me pongo nerviosa, “¡¡con todo lo que tengo que hacer¡¡ ¿dónde está el dichoso billete?” Decido parar, respirar, tranquilizarme, ya tengo el billete.

El andén al que me dirijo está en la segunda planta, cojo las escaleras mecánicas y según voy bajando la música se oye mejor, me gusta, están tocando un bolero que he bailado muchas veces cuando practicaba bailes de salón, suena tan bien…, busco con la mirado a quién está tocando y ahí está un señor al cual es difícil calcular la edad. Toca el saxo con sentimiento y cada nota tiene vida, su cara es de total disfrute, de entrega. Tengo prisa, llega el tren y no quiero perderlo si no tendré que esperar unos minutos más a que llegue el próximo.

Me da pena, me hubiese gustado escuchar la pieza entera. Me dispongo a bajar las escaleras prácticamente corriendo y sin embargo paro. Quiero sentir, oír y disfrutar de la música y me lo permito, me acerco a él, me sonríe con los ojos mientras sigue tocando, quiero disfrutar este instante presente, a fin de cuentas es el único momento que existe realmente. Mañana no ha llegado, ayer ya paso.

Y hoy, después de mucho tiempo, me he permitido parar y regalarme vivir el momento; he escuchado el bolero entero, he comprado por cinco euros uno de los cd’s que vendía con su música, he cogido el siguiente tren y lo más importante he vivido en el presente con plena consciencia. Durante un momento he salido de la rueda de hámster que corre y corre hasta quedar agotado para estar siempre en el mismo lugar.

Me he sentido bien. Recuerdo una frase que oí hace tiempo que dice “no se puede respirar en el pasado, tampoco en el futuro” Por eso, como dice Facundo Cabral, “cuida el presente, porque en él vivirás el resto de tu vida”.


geni millan formadora

 


Imprimir